ACTIVACIÓN MAGNÉTICA EN AGUA

El agua al ser inducida por la fuerza del magnetismo, esta fuerza hace que cambie las características del agua, como temperatura, densidad, tensión superficial, viscosidad y conductividad, son transformadas por el campo magnético.

El agua al ser sometida a la acción de los campos magnéticos posee la capacidad de limpiar los depósitos que contienen sales que se forman en todo tipo de conductos, además su implementación en la agricultura ha acelerado la velocidad de crecimiento de los cultivos, también se ha comprobado que esta agua magnetizada mezclada con el cemento, nos da como resultado una mayor resistencia en el material resultante de dicha mezcla.

Polarización del agua sometida a campo magnéticos

Los efectos terapéuticos que brinda el agua magnetizada están relacionados con la polaridad de los imanes, el agua magnetizada que ha tomado contacto con el polo negativo del imán son diferentes que los del agua magnetizada del polo positivo.

¿Por qué beber el agua ordenada por la fuerza del campo magnético?

Esta agua sometida al campo magnético proporciona varios beneficios al ser humano, reduce el exceso de acidez, normaliza el peristaltismo intestinal. Y elimina los desechos tóxicos, mejorando la función renal. Para evitar lo antes mencionado se recomienda utilizar esta agua cómo método de prevención en la salud, por ello se recomienda utilizar el agua inducida en forma instantánea. Además, el agua magnetizada se puede energizar, oxigenar, esta sustancia, que ocupa el 75% del cuerpo humano, sobre todo tiene grandes facultades terapéuticas que la convierten en el medicamento más simple y económico. Si se somete el agua a la acción del campo magnético de imanes, cambia sus propiedades físicas obteniéndose agua imantada, ionizada, polarizada o magnética.

¿Para qué sirve el agua magnetizada?

Este tipo de agua magnetizada ayuda en el tratamiento de casi todas las enfermedades, y es en especial benéficio en padecimientos digestivos, nerviosos y urinarios. Está agua magnetizada reduce el exceso de acidez y de bilis en el aparato digestivo y normaliza los movimientos intestinales, expulsando toda la acumulación de materiales tóxicos. Esta maravillosa agua también es muy buena en padecimientos nerviosos y para la presión arterial, en especial la presión baja. Produce un efecto calmante y ligeramente sedante en el sistema nervioso, ayuda a limpiar las arterias obstruidas, normaliza el aparato circulatorio, nutre y da fuerza.  

Fuente: https://2010salud.wordpress.com/

Bg: AFTP