APLICACIONES MEDICINALES DE LA MAGNETOTERAPIA

En la actualidad los imanes permanentes están aumentando su rol dentro del mundo de la medicina y la salud, dando un alivio a dolores extremos. Este método se realiza sobre el organismo humano por medio de campos magnéticos constantes (CMC) o variables (CMV) con el fin de solucionar determinadas afecciones.

La magnetoterapia como terapia natural es segura, no perjudicial y no provoca adicción. Es muy popular en Japón, China, Australia, Alemania y Estados Unidos debido a que la ciencia y medicina moderna buscan una explicación del por qué con la magnetoterapia se pueden aliviar dolores, y cómo actúa en nuestro organismo.

APLICACIONES DE LA MAGNETOTERAPIA

Las aplicaciones de la magnetoterapia cuentan con una extensa lista de afecciones, como la artritis, dolores musculares, dolores de cabeza o dientes, entre otras aplicaciones.

En importantes centros científicos se ha comprobado el alivio de malestares por medio de la aplicación del campo magnético sobre el sistema  nervioso central, el sistema nervioso periférico y la musculatura donde es notorio una acción bioenergética y espasmolítica sobre los músculos, como también antialérgica, cicatrizante y trófica. Este también puede ser utilizado para el tratamiento ortopédico-traumatológico ya sea invasivo o no invasivo de manera que induce en el organismo cambios de la membrana celular de los tejidos, procesos enzimáticos y, la reconstrucción y normalización del tejido nervioso en el ámbito celular.

El campo magnético tiene aplicación en pacientes con osteoartrosis cervical que presenta perturbaciones   motoras de la sensibilidad.

Un campo magnético de 20 – 30 mT es capaz de disminuir la sensación de dolor en la zona de inervación radicular cervical y en los brazos, y aumentar la capacidad de movimiento en esta zona.

La magnetoterapia ejerce igualmente efecto terapéutico en las enfermedades del sistema neurovegetativo. Ha sido reconocida también para la cura de enfermedades de los vasos periféricos por medio de inductores solenoides, con la localización de la acción sobre las piernas y la parte inferior del tórax en pacientes que presentan endoartritis obliterantes y arteriosclerosis oclusiva de los vasos periféricos; mejora la circulación sanguínea arterial y venosa y elimina los edemas, el dolor y la pesadez en las piernas.

 

Fuente: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252002000100009

Bg: LMAP