El cañón de riel, un arma nunca antes vista

El cañón se considera un invento de antaño, ya que su diseño original se remonta a 1918. Considerando esto, hemos tenido que esperar casi un siglo para que la tecnología innove esta arma. La ventaja que más llama la atención de este cañón es que no utiliza detonantes ni combustibles para lograr disparar los proyectiles, puesto que su funcionamiento es completamente eléctrico. La dinámica que se usa para realizar la ignición de los proyectiles consiste en el impulso que proviene de una serie de electroimanes montados a lo largo de toda la longitud del cañón.

La potencia de los imanes es tan descomunal que las balas salen del cañón a velocidad hipersónica, lo que es impresionante ya que la munición no necesita ser explosiva. Llegando a velocidades punta de hasta 6 mach (7,156.08 km/h), el impacto de una de estas balas puede destrozar cualquier objeto que se interponga en su camino en un radio de hasta 185 kilómetros.

Las modificaciones de esta arma

A lo largo de su implementación como arma eléctrica ha sufrido dos modificaciones importantes:

  • La primera es el montaje de un nuevo sistema de carga que convierte el cañón en un arma automática, dándole la capacidad de disparar y recargarse hasta 10 veces por minuto.
  • La segunda modificación comprende el mejoramiento de la durabilidad del cañón. La razón es la potencia con la que son liberados los proyectiles, pues es equivalente a unos 23.000 disparos la de una bala del calibre 22 y es el doble al de los cañones navales convencionales. Las fuerzas que se liberan en un disparo son tan brutales que los primeros prototipos se destrozaban al cabo de unos cuantos disparos.

Tras estas mejoras, el arma ha logrado un mejor funcionamiento tanto ofensivo como defensivo, no obstante no está preparada para montarse en un buque de guerra. Primero debe cumplir ciertos objetivos de los ingenieros navales, uno de ellos es lograr que aguante al menos mil disparos sin tener que pasar a una revisión.

¿Qué problemas técnicos abarcan el montaje de esta arma?

El principal problema del cañón de riel es que no todas las embarcaciones tienen los recursos necesarios para abastecer las necesidades eléctricas de semejante arma. A día de hoy, ciertos barcos de la clase de los destructores pueden portar uno de estos cañones.

Fuente:  https://es.gizmodo.com/el-nuevo-canon-electromagnetico-de-la-marina-estadounid-1797229018/

By: JSAM