BIOELECTROMAGNETISMO Y SU USO EN LA MEDICINA ALTERNATIVA

En su gran mayoría, los equipos médicos electromagnéticos (EM) usados en la época actual para su funcionamiento emplean niveles sumamente altos de energía eléctrica, magnética o EM.

Pero cabe recalcar que haremos referencia en el empleo de la porción no ionizante del espectro EM, siendo esta relación el centro de la investigación en bioelectromagnetismo (BEM).

Existen aplicaciones medicas de BEM ionizantes como no ionizantes, estas últimas tienen una clasificación: térmicas y no térmicas, cuando hablamos de térmicas nos referimos a que se (produce calor en los tejidos biológicos), esta misma tiene que ver con la hipertermia de radio frecuencia (RF), la cirugía de RF y láser, y la diatermia de RF.

Podemos decir entonces que BEM está íntimamente relacionado con medicina alternativa, sus sistemas más significativos son las aplicaciones no térmicas de radiación no ionizante, al expresar no térmicas, quiere decir “por debajo del límite de ruido térmico a temperaturas fisiológicas”.

Lo contrario a térmicas, no térmicas hace referencia a que (no provocan un calentamiento al tejido en su conjunto).

Las mejores aplicaciones (no convencionales) de campos EM no térmicos y no ionizantes son:

  1. Reparación ósea.
  2.  Estimulación nerviosa.
  3. Cicatrización de heridas.
  4. Tratamiento de osteoartritis.
  5.  Electroacupuntura.
  6. Regeneración de tejidos.
  7.  Estimulación del sistema inmunológico.
  8.  Modulaciones neuroendócrinas.

Debemos mencionar que las aplicaciones 1 a 5 han sido estudiadas y evaluadas clínicamente, dándose paso y lugar para encontrarse en aplicaciones clínicas limitadas.

Las aplicaciones 6 y 8 en base a estudios ya realizados sobre células y animales, prometen el potencial para el progreso de nuevos tratamientos químicos a conseguir, sin embargo aun no existen pruebas clínicas que demuestren efectividad en aquello.

Hemos comprobado entonces que el BEM tiene un alto potencial en lo que corresponde a los tratamientos de diferentes tipos de enfermedades, y es por eso que requiere un programa de investigación integrado, que incluya dos enfoques de investigación: investigación básica e investigación clínica en BEM.

 

Fuente:

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-fis/biomagnetismo.pdf

VFSS