CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS INFLUYEN EN LA SALUD

Collage of human head, molecules and various abstract elements on the subject of modern science, chemistry, physics, human and artificial minds

Sabemos que el uso de los celulares se ha incrementado exponencial mente en este siglo . Actualmente los teléfonos móviles, o celulares, son parte fundamental del moderno sistema de telecomunicaciones. En varios países los utiliza más del 50% de la población, y el mercado está creciendo rápidamente. A finales de 2009 había en todo el mundo unos 6900 millones de contratos de telefonía móvil. En algunos lugares, esos aparatos son los más fiables o los únicos disponibles.

Dado el gran número de usuarios de teléfonos móviles, es importante investigar, comprender y seguir de cerca las repercusiones que podrían tener en la salud pública.

Los móviles se comunican entre sí emitiendo ondas de radio a través de una red de antenas fijas denominadas “estaciones base”. Las ondas de radiofrecuencia son campos electromagnéticos pero, a diferencia de las radiaciones ionizantes, como los rayos x o gamma, no pueden escindir los enlaces químicos ni causar ionización en el cuerpo humano.

¿Tienen los móviles efectos en la salud?

Es una pregunta muy curioso que la mayoría de usuarios de teléfonos móviles llega a pensar y cabe resaltar que en los dos últimos decenios se ha realizado un gran número de estudios para determinar si los teléfonos móviles pueden plantear riesgos para la salud. Hasta la fecha no se ha confirmado que el uso del teléfono móvil tenga efectos perjudiciales para la salud, pero sin embargo llega a ver efectos a corto y largo plazo.

Efectos a corto plazo

La principal consecuencia de la interacción entre la energía radioeléctrica y el cuerpo humano es el calentamiento de los tejidos. En el caso de las frecuencias utilizadas por los teléfonos móviles, la mayor parte de la energía es absorbida por la piel y otros tejidos superficiales, de modo que el aumento de temperatura en el cerebro o en otros órganos del cuerpo es insignificante.

Efectos a largo plazo

Las investigaciones para analizar los posibles riesgos a largo plazo derivados de la exposición a las radiofrecuencias se han centrado sobre todo en hallar un nexo entre los tumores cerebrales y el uso de teléfonos móviles. Sin embargo, dado que numerosos tipos de cáncer no son detectables hasta muchos años después del contacto que pudo provocar el tumor y el uso de los teléfonos móviles no se generalizó hasta principios del decenio de 1990, a día de hoy en los estudios epidemiológicos sólo pueden analizarse los tipos de cáncer que se manifiestan en un plazo más breve.

 

FUENTE: http://www.who.int/peh-emf/publications/facts/fs304/es/ 

Bg: JMMR