Campos que te perjudican, hablemos del electromagnetismo

Varios médicos del grupo de Patologías Ambientales de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC) han renovado sus conocimientos sobre cómo pueden perturbar a la salud de las personas los contaminantes químicos y electromagnéticos, tanto naturales como artificiales, y qué medidas se pueden tomar para disminuir este impacto.

Según la doctora María del Carmen Ruiz, especializada en patología ambiental y coordinadora del grupo de Patología Ambiental de la CAMFiC, desde la década de 80’, el desarrollo exponencial de la tecnología Wireless ha forjado un acrecentamiento de 1.000 millones de veces el campo electromagnético natural de la tierra, creando un efecto cóctel electroquímico.

Es decir, sustancias que traspasan el organismo a través de la nutrición, el aire que respiramos, y todo lo que colocamos en la piel.

Varios estudios corresponden estas particularidades con una serie de enfermedades como la sensibilización central, neurodegenerativas, endocrinas, cardiovasculares, cáncer, TDAH, autismo y esterilidad, entre otras.

En 2013, la IARC y la OMS, alertaron que el 95% de los casos de cáncer, 70% de los accidentes cardiovasculares, el 80% de las enfermedades coronarias, el 90% de las patologías neurodegenerativas y el 80% de la diabetes mellitus tipo II son provocados por agentes tóxicos contaminantes.

Enfermedades crónicas multisistémicas

En este sentido, la doctora Padma Solanas, del Centro de Medicina Biológica en Barcelona asegura que “se está observando una progresiva prevalencia de las enfermedades crónicas multisistémicas, que además son más prematuras, como la sensibilidad química múltiple, el síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia o enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas y autoinmunes, cáncer y alergias”.

Según María del Carmen Ruiz los factores medioambientales debilitan, desencadenan o agravan los mecanismos fisiopatológicos.

Para su solución, un cambio en las prioridades desde la actual Medicina enfocada a tratar los síntomas, hacia una medicina enfocada a tratar las causas, colocando toda la atención en la prevención y mejora en la detección prematura y en el diagnóstico de estas enfermedades crónicas y medioambientales.

Extraído de: https://www.actasanitaria.com/los-campos-electromagneticos-naturales-artificiales-pueden-perjudicar-la-salud/

Publicado: JGPL