¿El electromagnetismo afecta a la Salud Humana?

¿Las Antenas de telefonía, emite Radiación?


La reciente proliferación en la instalación de antenas de telefonía móvil ha despertado una cierta alarma social ante la sospecha de que la radiación emitida por estas antenas podría ser nociva. Esta sospecha se ha extendido hacia otros elementos generadores de ondas electromagnéticas, haciendo que numerosos ciudadanos traten de impedir la instalación de antenas de telefonía, cables de alta tensión, transformadores, etc.

La falta de estudios epidemiológicos concluyentes sobre las repercusiones que puedan existir para la salud, hace que no exista una normativa que regule la instalación de emisores de campos electromagnéticos al no estar clasificado cómo peligroso. Esto está permitiendo que se produzca un total desgobierno en la instalación de los mencionados contaminantes. El “principio de precaución” que debiera primar a la espera de que existan unas conclusiones determinantes al respecto, se está vulnerando continuamente.

Todos los seres vivos estamos formados por partículas con carga eléctrica. Procesos como la transmisión del impulso nervioso tienen su base en el transporte de cargas eléctricas a través de las neuronas. Las partículas con carga también posibilitan la regulación del flujo de sustancias por nuestro organismo. Así una partícula atravesará o no la membrana celular dependiendo de sí está cargada positiva o negativamente.

Existen dos tipos de radiaciones electromagnéticas:

  1. Radiaciones ionizantes: Tienen la capacidad de hacer que partículas sin carga pasen a estar cargadas. Son sumamente perjudiciales, y se emplean con fines científicos y médicos. Es el caso de los Rayo X, radiación ultravioleta, rayos gamma, etc.
  2. Radiaciones no ionizantes: Generadas por torres de alta tensión, subestaciones eléctricas, antenas de telefonía móvil, etc.

En cualquier caso, es evidente que aún no se ha profundizado suficientemente en la investigación del tema. Por ello, la prudencia debe primar a la hora de abordar el problema. Cualquier actuación que pueda suponer un riesgo para la salud humana debe ser descartada mientras no se pueda certificar con absoluta seguridad su falta de peligro.


Tomada de la Fuente: https://www.ecoportal.net/temas-especiales/habitat-urbano/electromagnetismo_y_salud_humana/

BG:KAGP