La formación del capital humano para la motivación de los mandos y el desempeño.

FORMACIÓN Y MOTIVACIÓN

Por formación profesional se entiende todos aquellos estudios y aprendizajes encaminados a la inserción, reinserción y actualización laboral, cuyo objetivo principal es aumentar y adecuar el conocimiento y habilidades de los actuales y futuros trabajadores a lo largo de toda la vida.

El formador de formadores debe ser capaz de motivar a las personas con las que desarrolla el proceso de formación. Pero ser motivador va más allá de impulsar a las personas a hacer algo.

La motivación es un estado interno que activa, dirige y mantiene la conducta de la persona hacia metas o fines determinados; es el impulso que mueve a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación.

Motivación en el trabajo

  1. Las motivaciones son una disposición de la voluntad a realizar una determinada tarea.
  2. Pertenecen a cada persona y se alimentan del conocimiento de aquello que se desea.
  3. Esta dinámica tiene como combustible
  4. El gustar – El conocer
  5. Se Afirma que la Formación es una Causa de la Motivación o Que la Motivación es una Causa de la Auto-Formación

Motivaciones y desempeño

  1. El deseo de alcanzar un logro tangible mejora el desempeño.
  2. Las motivaciones intrínsecas, influyen en las motivaciones intrínsecas.
  3. El contrato psicológico influye negativamente en las motivaciones intrínsecas.
  4. El conflicto interno entre lo que la empresa desea del trabajador y aquello que el trabajador desea realizar. Se contrarresta con:
  • Procesos Justos en la empresa
  • Aplicación correcta de los sistemas de remuneración
  • Formación continua
  • Soporte del empleador

Formación y motivación en las empresas

  1. La formación y la motivación son el principal motor de las empresas, un buen manejo y coordinación de estas
    dos estrategias logran avances, productividad y competitividad.
  2. La motivación permite que los empleados trabajen con entusiasmo, dedicación, lealtad y compromiso.
  3. La formación, por otro lado, nos permite crecer y avanzar como profesionales, abriéndonos las puertas a nuevos conocimientos que podremos poner en práctica.
  4. La motivación es un ingrediente fundamental para la gestión del talento. De ella depende el correcto funcionamiento de cada célula del organigrama y, por consiguiente, el de toda la empresa.

https://www.gestiopolis.com/valoracion-del-capital-humano-y-motivacion/

BY: SYGM, ECPL, VRYC.