LOS CAMPOS MAGNÉTICOS UNA NUEVA HERRAMIENTA DE LA MEDICINA

Estas técnicas, conocidas bajo el nombre general de magnetoterapia, tienen efectos espectaculares, según los especialistas, en traumatología, lesiones cutáneas, cicatrización y en enfermedades vasculares y procesos inflamatonos. También tienen efectos sedantes y analgésicos.

Se sabe muy poco sobre los efectos de los campos magnéticos, pero los estudios con células indican que estimulan la mitosis celular y aumenta el recambio de ácido nucleico. También estimula las defensas inmunitarias”, señala el traumatólogo italiano Girolamo dal Conde, uno de los primeros que utilizó la magnetoterapia en su país. “En los traumatismos óseos se acorta en un 25% el proceso de curación y rehabilitación. Los procesos de cicatrización son tres veces más cortos, y la cicatriz es bella y plana”.

Modificación del comportamiento

La magnetoterapia se basa en escuelas de Estados Unidos, Europa del Este, y Japón, país donde se ha utilizado para el tratamiento de personas expuestas a las radiaciones de la bomba atómica. M Modificación del comportamiento

La magnetoterapia se basa en escuelas de Estados Unidos, Europa del Este, y Japón, país donde se ha utilizado para el tratamiento de personas expuestas a las radiaciones de la bomba atómica. Más recientemente se ha investigado su utilización en la ínodificación del comportamiento, después de haberse observado efectos sedativos sobre el sistema nervioso central. Se han estudiado sus efectos en casos de alcoholismo y toxicomanías. Dal Conde afirma que un tratamiento con magnetoterapia durante cinco días antes de una intervención de punción lumbar hace variar los niveles de adrenalina y serotonina, lo que indica que el efecto sedativo es real.

Los aparatos de magnetoterapia consisten en un solenoide, que produce un campo magnético. El paciente es instalado en el núcleo del solenoide, que puede desplazarse a lo largo del cuerpo para tratar zonas determinadas. así recientemente se ha investigado su utilización en la ínodificación del comportamiento, después de haberse observado efectos sedativos sobre el sistema nervioso central. Se han estudiado sus efectos en casos de alcoholismo y toxicomanías. Dal Conde afirma que un tratamiento con magnetoterapia durante cinco días antes de una intervención de punción lumbar hace variar los niveles de adrenalina y serotonina, lo que indica que el efecto sedativo es real.

Los aparatos de magnetoterapia consisten en un solenoide, que produce un campo magnético. El paciente es instalado en el núcleo del solenoide, que puede desplazarse a lo largo del cuerpo para tratar zonas determinadas.

Fuente: https://elpais.com/diario/1983/04/27/sociedad/420242406_850215.html

Bg: AFTP